La Unión Europea y al Formación Profesional.

, por  ajimenez , popularidad : 12%

Hemos leído de un importante profesional, Eduardo Cabrera, que trabaja en el Ministerio de Educación de Berlín, y extraido de la web Redes profesionales de FP, lo siguiente:

La Unión Europea y la Formación Profesional

La presente coyuntura económica ha puesto de manifiesto aún más la escandalosa contradicción que existe en la UE entre aquellos países que necesitan mano de obra cualificada para su crecimiento y los países con un alto desempleo entre su población. Por un lado la falta de profesionales ralentiza el crecimiento de los primeros y, por otro, el desempleo, que de por sí supone un enorme coste social y humano, lastra las economías nacionales con los gastos de las prestaciones cuando esos trabajadores se necesitan en el país vecino, hermanado presupuestariamente por la misma moneda.

La Unión Europea está dedicando ingentes cantidades de dinero a la intregración de los sistemas de formación profesional de los distintos países miembros para que ésta impulse la movilidad de los profesionales y con ello la apertura del mercado laboral intraeuropeo. A diferencia de las titulaciones universitarias -las universidades han mantenido desde siempre contacto entre sí y realizado colaboraciones supranacionales- cada nación tiene el sistema para formar a sus futuros
profesionales que ha ido evolucionando a lo largo de su historia particular. Así la estructura actual de cada sistema formativo nacional difiere considerablemente del de sus vecinos. Esta realidad dificulta enormemente la “traducción” y reconocimiento mutuo de las titulaciones de los profesionales europeos entre los distintos países miembros. Problema no existente, por ejemplo, en los EEUU, donde los profesionales pueden moverse de costa a costa con el mismo carné de instalador y
trabajar allí donde haya oferta de empleo.

Muchos docentes y formadores de FP son conscientes de estas circunstancias y algunos valientes toman la iniciativa de solicitar un proyecto europeo en los programas “Comenius”, “Leonardo da Vinci”, “Erasmus” y “Gruntvig” con el que poder enviar a sus alumnos a hacer unas prácticas en el extranjero. Con ello persiguen ampliar el catálogo de experiencias humanas, sociales y de idiomas del alumno, así como que éstos obtengan una idea de cómo funciona una empresa de su sector profesional en otro país. De este modo les están abriendo las puertas a una posible prolongación del contrato de trabajo en el país de destino; al establecimiento de relaciones profesionales personales, que posibiliten cooperaciones laborales entre comunidades o a avivar en el futuro profesional la iniciativa empresarial, tan necesaria en los tiempos que corren.

También hay algunos que solicitan medios en estos programas mencionados para iniciar colaboraciones entre instituciones formativas e intentar mejorar los currículos conjuntamente con homólogos de los países vecinos, intercambiando métodos y objetivos de formación que mejoren la empleabilidad de sus respectivos alumnos cuando salgan al mercado de trabajo.

Esta enorme inversión en entrelazamiento de los pueblos europeos redunda en la calidad de la formación profesional y su adecuación a las necesidades del mercado de trabajo; en la formación continua del profesorado, en el ahorro presupuestario y, por ende, en la dinamización del empleo.

Por estas y muchas más razones es fundamental que los gobiernos nacionales y regionales se esfuercen en optimizar las estructuras para que los profesores se sientan apoyados y soliciten y gestionen tales proyectos. El trabajo de estos docentes no puede seguir siendo torpedeado por equipos directivos que por desinterés o cainismo no los apoyan, claustros de compañeros que por desconocimiento no los valoran, administraciones públicas que con su ignorancia los humillan,
políticos en Bruselas que con su desidia no los dignifican.

No podemos seguir despilfarrando medios, iniciativas, esfuerzos y oportunidades a causa de incapacidad y falta de gestión. Ese dinero europeo está ahí precisamente para invertirlo en las sociedades y sus gentes. No se le pide al gobierno que saque dinero de donde no hay, se le exige que gestione los recursos a su disposición. Sin mayor demora.

— -
Eduardo Cabrera González
EU Agentur der Senatsverwaltung Bildung, Jugend und Wissenschaft
EU Agency of the Senate of Education, Youth and Science of the Land Berlin

—